Cuando todos nos volvimos digitales: esperando el futuro con optimismo gélido

Cerramos semestre y cerramos blog hasta septiembre. Buen momento para el descanso físico y mental y para la reflexión colectiva. Ha sido un semestre duro y más incierto se avecina el próximo. Un semestre donde el que no era digital se ha convertido por obligación y los ya digitalizados han visto como sus proyectos carecían, en muchos casos, de una base sólida donde sustentarse.

El semestre de los Marketplace de proximidad, de flujo de ideas e iniciativas, de buscarse la vida para sobrevivir empresarialmente. La realidad nos ha demostrado que ni la venta online es hacer un “clic” ni es la panacea de apuesta segura para cualquier negocio.

A menudo el problema es querer empezar la casa por el tejado. Ya lo comentamos en un post anterior: deberíamos empezar por educarnos digitalmente en cosas tan sencillas como responder un email o no dejar en visto un mensaje en una red social. Son normas de educación básica. A partir de ahí, imaginemos.

En un mundo aparte vive el sector retail. Sector que esta pandemia ha marcado para largo tiempo. Ya dije que la tienda online no es la solución. O al menos la solución mágica como la quieren pintar algunos. El sector retail debe empezar por solucionar sus propias deficiencias estructurales y plantearse cuál es la fórmula idónea para diversificar sus ventas en el entorno digital, fórmula que no necesariamente pasa por un ecommerce  al uso.

Encontrar el encaje adecuado en un mundo empresarialmente complejo es la base del éxito. Y el sector retail debe ser consciente de sus grandes posibilidades y de sus claras limitaciones.

Un post corto para un primer semestre largo, complicado y decepcionante económicamente. Contemplamos con curiosidad gélida la llegada del siguiente. De mientras, mejor tomar un paréntesis de reflexión, recargar pilas y esperar los acontecimientos con el mayor de los optimismos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Comercio minorista en tiempos de Covid-19: la tienda online no es la solución

La importancia del gran olvidado en el Ecommerce minorista: los portes de envío

Las rebajas en un entorno digital: un término obsoleto para el comercio minorista

Las redes sociales y las plataformas de terceros: un trampolín digital válido para el sector retail

Ecommerce minorista ¿propio o de terceros? El gran dilema cuando queremos vender por internet